Estimados/as colegas nos comunicamos para recordar algunos criterios definidos en el PLAN DE CONTINGENCIA INSTITUCIONAL COVID – 19, que continúan vigentes y fueron adoptados en función del seguimiento de los/as estudiantes para asegurar trayectorias académicas exitosas y la implementación de una evaluación formativa con retroalimentaciones constantes para la mejora de los aprendizajes, en este contexto particular de incertidumbre que venimos transitando desde marzo del 2020.

  • En relación al RAI, Capítulo VI: de la Asistencia: Los artículos 12°, 13°, 14° y 15° no tendrán vigencia durante el PLAN DE CONTINGENCIA INSTITUCIONAL COVID– 19, dejando de este modo sin efecto la regularidad por asistencia e irregularidad por inasistencias. En este contexto ningún estudiante puede quedar libre por inasistencias, el sentido del registro de la misma tanto en los espacios que sostienen algunas instancias de cursado en forma presencial como en aquellos que solo cursan en forma remota sincrónica y/o asincrónica (según cronograma) es a los efectos del seguimiento en la conexión, participación y/o entregas de producciones de los/as estudiantes y poder desde este seguimiento, informar a sección estudiantil sobre aquellos casos que no estén cumpliendo con estos requerimientos para indagar y derivar en caso de ser necesario al DOE.
  • Capítulo VII de la Evaluación Artículo 20°- Los espacios curriculares con formato ASIGNATURA o MÓDULO serán regularizados a través de las Evaluaciones de Síntesis Parciales (ESP), y/o Evaluaciones Recuperatorias de Síntesis Parciales (ERSP), programadas por cada unidad curricular; y aprobados en Evaluación de Tribunal (ET).
  • Artículo 21°- El estudiante alcanzará su condición de “regular por proceso académico” cuando haya rendido y aprobado cada una de las ESP o sus respectivas ERSP, programadas en cada unidad curricular con un mínimo de 4 (cuatro) según la escala de evaluación oficial. En los casos de estudiantes que tengan dificultades con la conectividad en el sistema virtual, serán evaluados presencialmente en instancia de ERSP.
  • El artículo 24° estipula el caso de las UC con posibilidad de ACREDITACIÓN DIRECTA (AD) (ya determinadas institucional y/o curricularmente, según la/s carrera/s), durante el PLAN DE CONTINGENCIA INSTITUCIONAL COVID–19 solo se considerará para la AD la regularidad académica obtenida a través de la aprobación de todas y cada una de las evaluaciones de proceso con una calificación no menor a 7 (siete).
  • Artículo 32°- Evaluación de unidades curriculares con formato TALLER: Los espacios con formato TALLER tendrán dos momentos didácticos para la evaluación: El primer momento lo constituyen las evaluaciones de proceso, que se ubicarán temporalmente dentro del ciclo de cursado del taller y el segundo momento que es la instancia final de aprobación/acreditación, que se realizará fuera del cursado al finalizar el mismo. Se recomienda que el docente construya las evaluaciones con una lógica integradora y creciente de contenidos que sea acreditable en su totalidad semestralmente. Estas evaluaciones de proceso corresponderán a trabajos que impliquen acreditar una carga horaria importante (no presencial).

Se entiende por trabajos prácticos a las producciones solicitadas por el/a docente en sus diferentes formatos: presentaciones escritas, participación en foros, producciones grupales (Wiki, Google Drive), etc. Se recomienda particularmente en el contexto del PLAN DE CONTINGENCIA INSTITUCIONAL COVID–19  que el criterio en la solicitud de estos trabajos prácticos sea “calidad y no cantidad” donde la presentación de varias producciones pueden constituirse en la ESP procurando que las distintas instancias de ESP respondan a un criterio de evaluación espiralada e integradora de los saberes, apelando a la voluntad de facilitar al estudiante su proceso y evaluación a los efectos de evitar desaprobaciones tempranas que lo desanimen o inhiban de completar un ciclo exitoso del cursado del espacio curricular, entendiendo que la instancia donde se define la acreditación final del espacio es el ESF que se desarrolla al finalizar el cursado del espacio (agosto/noviembre según sea el espacio semestral o anual).

De este modo, compartimos las siguientes sugerencias para acompañar las trayectorias más débiles o intermitentes de los/as estudiantes. Partiendo de la premisa que contemplar o facilitar más instancias no tiene que ver con dejar de lado, bajo ningún punto de vista, los criterios establecidos para la evaluación de las capacidades y/o competencias que debe alcanzar el/la estudiante para la aprobación del espacio curricular.

  • Secuenciar y diseñar el desarrollo de contenidos de las unidades curriculares en todos sus formatos (módulos, talleres y asignaturas) disponiendo de las dos últimas semanas previo a la finalización del primer y/o segundo cuatrimestre para el proceso de evaluación e instancias de recuperación para que los/as estudiantes puedan compensar su discontinua o escasa participación en el proceso, para acceder a la condición de alumno regular y consecuente circuito de tribunal y/o IFA (que es donde realmente se define la acreditación del espacio curricular)
  • Contemplar el proceso de los/as estudiantes a partir de las intervenciones, participación y comunicación. Para esto se puede recurrir a la opción que ofrece el aula (Clases> Seguimiento por usuarios) para revisar el reporte de participación con la intención de ofrecer instancias de recuperación que les permitan la puesta al día para el acceso a la condición de alumno regular. Asimismo, considerando estos aspectos (intervención, participación y comunicación) en los canales de comunicación complementarios utilizados en el desarrollo de los contenidos de la unidad curricular.

 

 

  • Comunicarse con los/as delegados de curso. Ellos/as también pueden ofrecernos información sobre las trayectorias de sus compañeros/as: si continúan o no, las causas de ello, etc.
  • Ofrecer instancias de recuperación como evaluaciones o trabajos de integración o la reentrega de trabajos solicitados según consideren necesario y acordes a los casos de los/as estudiantes. Entendemos que esta situación nos pone frente a la tensión de evaluar justamente entre quienes hicieron todo en tiempo y forma y entre quienes se involucraron medianamente, pero lo cierto también es que sus condiciones socio-económicas, personales y familiares son desiguales y particulares.

 

 

¡Muchas gracias por el compromiso y la predisposición!

Equipo de gestión/ Vicerrectoría Académica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *